Top lugares Turisticos

Top Tours

Disfruta de los mejores hoteles para hospedarse en Lima !

Booking.com

Conoce los distritos de la ciudad de Lima

Generalidades

Lima, bullosa y desordenada capital del Perú, es una ciudad llena de sorpresas turísticas, gastronómicas y humanas. Todavía se pueden apreciar numerosos vestigios del pasado prehispánico de la región de Lima, tanto dentro como en los alrededores de la ciudad, entre ellos, las famosas “huacas” o centros religiosos del antiguo Perú. Pero quizás los testimonios más llamativos de la rica y tumultuosa historia de la ciudad se encuentran en el Centro Histórico, alrededor de la Plaza Mayor. A menudo descrita como gris, sucia, desordenada y ruidosa, Lima merece sin embargo más que las pocas horas que algunos visitantes le dedican.

Lima es la capital administrativa y económica del Perú. Está ubicada a orillas del Océano Pacífico, en la parte central del país. La aglomeración limeña está en realidad compuesta por dos entidades administrativas distintas, la Municipalidad de Lima y la Provincia Constitucional del Callao, la segunda siendo ubicado geográficamente dentro de la primera.

La ciudad de Lima cubre una gran mayoría de la superficie de la Provincia de Lima, de la cual además es la capital. Está subdividida en 43 distritos. Algunos de los más importantes distritos al nivel turístico son Miraflores, Cercado de Lima, San Isidro, Barranco, Pueblo Libre, Rímac, Cieneguilla, Punta Hermosa, San Borja y Santiago de Surco. La Provincia Constitucional del Callao es mucho más pequeña y solamente está subdividida en 6 distritos, el más importante al nivel turístico siendo el distrito de La Punta.

La aglomeración de Lima tiene una población de alrededor de 9 millones de habitantes, lo que hace de ella la cuarta ciudad más poblada de Suramérica después de Sao Paulo, Buenos Aires y Rio de Janeiro (ocupa el puesto 28 del mundo). La aglomeración limeña, con Lima y Callao, tiene una superficie de unos 2812 kilómetros cuadrados (aproximadamente 80 kilómetros de largo sobre 35 kilómetros de ancho). Cómo se puede imaginar, es inútil pensar en recorrerla entera a pie. En Lima se toma muchos taxis y transporte en común.

Desde 2010, el Metropolitano, un sistema de bus que pasa principalmente por la Vía Expresa, une los distritos del norte y del sur de la ciudad. Todas las líneas pasan además por los distritos de Barranco, Miraflores, San Isidro, La Victoria y Cercado de Lima. Ideal para ir al Centro Histórico (Línea A y C) y evitar el tráfico.

La ubicación de Lima en la parte central del Perú hace de ella un buen punto de salida para visitar cualquier parte del país. Además, su aeropuerto tiene vuelos internos hacia casi todos los aeropuertos del país.

Historia

Antes de la fundación de Lima por el conquistador español Francisco Pizarro en 1535, la región de Lima estaba ya ocupada desde más de 7000 años. La ocupación de la zona empezó con recolectores y cazadores que aprovecharon la abundante riqueza marina de la costa limeña. Luego se introdujo poco a poco el cultivo del zapallo, del frijol y del algodón. Con la sedentarización y la mejoría de la calidad de vida se desarrollaron jerarquías sociales y aparecieron las actividades religiosas.

A inicios de la era cristiana empezó el desarrollo de la cultura Lima, dedicada a la agricultura de regadío y la pesca. Dejaron importantes monumentos religiosos y administrativos en toda la región de Lima. Algunos se pueden visitar todavía en la actualidad como la Huaca Pucllana en el distrito de Miraflores o la Huaca Huallamarca en San Isidro.

Aproximadamente en el siglo VII de nuestra era, la cultura Lima fue absorbida por la cultura Wari, cultura originaria del centro de los Andes y de carácter netamente militar. A partir del año 1 000 d.C., la capital del imperio, Huari, comienza a decaer como centro político y pierde el control de las ciudades y territorios conquistados. En la región de Lima aparecen Señoríos y en particular, el Señorío de Ichma que perdurará hasta la llegada del ejército inca, con Pachacútec Inca Yupanqui a su cabeza, entre 1460 y 1470. El vestigio más llamativo de esta sucesión de culturas en la región de Lima es el impresionante Complejo Arqueológico de Pachacámac (en el distrito de Lurín). Se inició bajo los Lima, para luego ser adaptado por los Wari y los Incas durante los siglos posteriores.

Pero la dominación de los incas no duró mucho tiempo. En 1531, el conquistador español Francisco Pizarro inició su conquista del Perú y en noviembre de 1532 tomó prisionero al entonces último gobernante del Imperio incaico, Atahualpa. Algunos años después, el 18 de enero de 1535, fundó la futura capital del Virreinato del Perú bajo el nombre de “Ciudad de los Reyes”, en homenaje a los Reyes Magos por la cercanía de la fecha de su fiesta. Más tarde tomaría el nombre de “Lima” que vendría del río Rímac que atraviesa la ciudad y que significa “hablador” en quechua.

Francisco Pizarro fundó oficialmente la ciudad de Lima, el 18 de enero de 1535, al plantar el rollo (o picota) en el área cercana al río Rímac y destinada a ser la Plaza Mayor. Esta picota era un madero alto que servía como columna para el ajusticiamiento de los condenados. Luego, con la ayuda de tres otros conquistadores (Nicolás de Rivera el Viejo, el Capitán Diego de Agüero y el piloto Francisco Quintero), trazaron las primeras manzanas y calles de la ciudad.

Poco después de la creación de la ciudad, los españoles fueron sitiados por las tropas de Manco Cápac II, uno de los más de 500 hijos de Huayna Cápac, inicialmente aliado de los españoles y coronado Sapa inca por Francisco Pizarro antes de rebelarse contra él. Pero los españoles, aliados con pueblos indígenas, lograron derrotarlas. Poco después y durante varios años, Lima sufrió grandes disturbios por las disputas que ocurrieron entre partidistas de Pizarro y partidistas de Almagro (conquistador español y compañero de Pizarro durante la conquista del país).

Pasados los primeros años de crisis, la ciudad aumentó considerablemente su prestigio al ser reconocida, en 1542, capital del virreinato del Perú nuevamente creado. Por la misma real cédula fue creada en la nueva capital la Real Audiencia de Lima (tribunal de la Corona española y máximo órgano de justicia, los jueces que integraban la Audiencia se llamaban oidores). Un año antes había sido establecida en diócesis de la Iglesia Católica y en 1547 fue convertida en arquidiócesis. La primera iglesia de la ciudad, muy sencilla, fue inaugurada en 1540 y elevada a la categoría de catedral un año después. En 1551 fue establecida la primera universidad del país y la más antigua de América, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Durante los siglos XVI y XVII, y gracias entre otros a la extracción de la plata del Rico Cerro de Potosí, actualmente en Bolivia, Lima se convirtió en la ciudad más importante y poderosa de América del Sur (desde ella se gobernaba al Virreinato del Perú que comprendía a toda la actual América del Sur incluido Panamá, menos Venezuela y una pequeña parte de Brasil). Se convirtió también en el primer centro comercial y cultural del continente. Fueron unos años de prosperidad y opulencia para la ciudad.

Pero esta opulencia y los pesados cargamentos de oro españoles que se dirigían por mar hasta la península ibérica provocaron la codicia. Y durante estos años, Lima fue amenazada constantemente por piratas y corsarios, principalmente holandeses e ingleses. Entre 1684 y 1687 se construyó una muralla entorno de la capital ubicada al sur del río Rímac. Todavía se puede apreciar restos de la antigua muralla en el Parque de la Muralla, a orilla del río en el actual distrito de Cercado de Lima. Años más tarde y por la misma razón, se erigiría la Fortaleza del Real Felipe en el puerto del Callao, que se puede todavía apreciar y visitar en la actualidad.

En 1687, hubo un terrible terremoto que arrasó gran parte de la ciudad y sus alrededores. El desastre fue seguido por epidemias y falta de alimentos que provocaron el descenso de la población de Lima a menos de la mitad de la con la cual contaba algunos años antes. No fue el primero ni el último que sufriría la ciudad (los principales ocurrieron en 1555, 1578, 1586, 1609, 1630, 1655, 1678, 1687, 1746, 1806, 1828, 1904, 1926, 1940, 1966 y 1974) pero fue uno de los más devastadores. Se derrumbaron gran parte de los edificios públicos y de las mansiones. Tampoco se salvaron la torre de la Iglesia de Santo Domingo, los portales de la Plaza Mayor, el Palacio de Gobierno, la Capilla Mayor de San Agustín y la bóveda y el crucero de la Iglesia de San Francisco. Consecuencia del terremoto, un fuerte maremoto, con olas entre los 5 y 10 metros arrasó el puerto del Callao. En total murieron unas 1500 personas. En los meses siguientes brotó en la región una epidemia de peste que asoló también a la capital y triplicó la mortandad ocasionada por los sismos.

En 1746, Lima sufrió el mayor terremoto de su historia y segundo en la historia del Perú. De las 3000 casas que contaba Lima intramuros, sólo quedaron de pie unas 25. Prácticamente todas las iglesias, conventos, monasterios, capillas y hospitales, sufrieron tremendos destrozos o se cayeron al piso. El puerto del Callao fue totalmente destruido por un maremoto provocado por el terremoto. De una población de 5000 personas con la que contaba el puerto antes del sismo, solo sobrevivieron unos 200. En total, entre 15,000 y 20,000 personas murieron en la región. 10000 murieron en Lima, Callao y las villas adyacentes que contaban con apenas 60,000 habitantes en esta época…

Estos dos terremotos obligaron a los gobiernos de la época a un tremendo esfuerzo para reconstruir la capital y su puerto. Pero fue punto de quiebre en la historia de Lima pues coincidió con una recesión en el comercio, el declive de la producción de plata y una mayor competencia económica con ciudades como la vecina Buenos Aires por ejemplo. El desastre de 1746 generó también una intensa devoción hacia una imagen de Cristo conocida como el Señor de los Milagros, que se salvó milagrosamente del seísmo. Esta imagen es sacada en procesión cada octubre desde 1746 en una de las procesiones más importantes del país.

Poco después, en 1766, fue inaugurada la Plaza de Toros de Acho, la más antigua de América y en la actualidad considerada como una de las de mayor prestigio del continente. Se reconstruyo también el paseo de la Alameda de los Descalzos y se construyó el Paseo de Aguas, ambos en el actual distrito de Rímac. La tradición dice que esta última obra fue mandada a realizar por el entonces virrey del Perú Manuel de Amat y Juniet en honor a su amante, la linda Micaela Villegas, de 44 años menos, más conocida como “La Perricholi”. El nombre de “Perricholi” vendría de que un día, el propio Virrey le hubiese gritado “perra chola”, que en su acento catalán sonó como “perri choli”. Nombre con cual los habitantes comenzaron a llamarla. La tradición cuenta que cuando éste le profesó su amor, ella le respondió que lo aceptaría si él pusiera la luna a sus pies, entonces el Virrey mandó construir el Paseo de Aguas, en el cual una amplia fuente reflejaba el cielo. Y en una noche de luna llena, la llevó al borde de dicha fuente, diciéndole “Hoy pongo la Luna a tus pies …”.

Pero esta reconstrucción no pudo mascar el declive económico que sufrió Lima desde los desastres de los años anteriores, debido principalmente a la recesión del comercio y el declive de la producción de plata. Lima se vio afectada también por las llamadas “Reformas borbónicas” y perdió su monopolio sobre el comercio exterior. Además perdió el dominio de la importante región minera del Alto Perú (actual Bolivia, en la cual se encontraba el famoso cerro Potosí, rico en plata) que fue transferida al Virreinato del Río de la Plata en 1776.

En los primeros años del siglo XIX, la abdicación del Rey de España impuesta por Napoleón, tuvo una incidencia directa sobre los territorios americanos y entonces, sobre la propia ciudad de Lima. En todo el continente empezaron guerras de independencia. Lima se convirtió en un bastión realista. Una expedición combinada de patriotas argentinos y chilenos dirigidos por el general José de San Martín desembarcó al sur de Lima el 7 de septiembre de 1820, pero no atacaron la ciudad. Enfrentado a un bloqueo naval y a la acción de guerrillas en tierra firme, el virrey José de la Serna se vio forzado a evacuar la ciudad en julio de 1821 para salvar al ejército realista. Temiendo un levantamiento popular y careciendo de recursos para imponer el orden, el consejo de la ciudad invitó a San Martín a entrar en Lima y firmó la Declaración de Independencia el 28 julio.

La guerra se prolongó por dos años más, durante los cuales la ciudad cambió de manos muchas veces y sufrió abusos de ambos bandos. Para cuando la guerra se decidió, el 9 de diciembre de 1824 en la Batalla de Ayacucho, Lima había quedado considerablemente empobrecida.

La inestabilidad política y económica del país paralizó el desarrollo de la capital durante muchos años. En la década de 1850, el país volvió a vivir una bonanza económica gracias en gran parte a la explotación del guano. Durante los 20 años siguientes, se construyeron numerosos edificios públicos, puentes, hospitales y la línea de ferrocarril entre Lima y Callao.

En 1864 el Perú se enfrentó una vez más con España durante la llamada Guerra hispano-sudamericana. Chile, Ecuador y Bolivia se sumaron también al conflicto. El principal combate que llevaron los peruanos tuvo lugar el 2 de mayo de 1866 en el puerto del Callao, la plaza más fuerte de Sudamérica. No es antes de 1871 que se firmaría un armisticio y ocho años después, en 1879, que se firmaría finalmente el tratado de paz y amistad entre ambos países. Mientras tanto, en 1872, en Lima, se demolieron las antiguas murallas en previsión de un crecimiento de la población y de la ciudad. Pero la paz no reinó mucho y ya en 1879 se acumularon otra vez las nubes de la guerra encima del Perú y de su capital.

Este año, el Perú, respetando un tratado de alianza defensiva firmado con Bolivia se vio forzado a entrar en guerra a su lado contra Chile en lo que se llamaría posteriormente como la Guerra del Pacífico. Después de una intensa campaña naval y terrestre, las tropas chilenas se acercaron a Lima en enero de 1881. Llegando por el sur, batallones chilenos se enfrentaron con el ejército peruano, apoyado por una parte de la población civil, en dos de las batallas más sangrientas del conflicto, la batalla de Chorrillos y la batalla de Miraflores. Luego de ocupar la ciudad, los chilenos cometieron saqueos y vandalismo, robando entre otros valiosos volúmenes y material científico de la Biblioteca de Lima y de varias universidades. La ciudad quedó ocupada hasta 1894, año en el cual se firmó el Tratado de Ancón.

Después de la ocupación chilena, la ciudad pasó por un proceso de renovación y expansión importante. Se crearon nuevos barrios y la ciudad empezó a interconectarse con poblados vecinos como Miraflores, Barranco y Chorrillos. Entre las décadas de 1920 y 1940, muchos edificios del centro histórico fueron reconstruidos, incluyendo el Palacio de Gobierno y el Palacio Municipal. A partir de la década de 1940, Lima fue testigo de un crecimiento acelerado de su población, principalmente procedente de la sierra peruana y se crearon muchos barrios pobres llamados “pueblos jóvenes”.

En los años 80, Lima, como el resto del país sufrió mucho de los atentados cometidos por la organización terrorista “Sendero Luminoso”. Coche bombas y apagón eran frecuentes en la ciudad, siendo el atentado de Tarata, en pleno corazón del distrito de Miraflores, uno de los más mortíferos que tuvo lugar en Lima. Murieron 25 personas y resultaron heridas unas 200 personas. La onda expansiva destruyó o dañó 183 casas, 400 negocios y 63 automóviles estacionados.

Después del arresto de su líder, Abimael Guzmán, el país y su capital empezaron de nuevo a gozar de un periodo de paz y de prosperidad. Prosperidad que se refleja cada día más en una Lima dinámica y avanzando a grandes pasos hacia la modernidad.

Principales Distritos

Miraflores es uno de los mejores distritos turísticos de Lima. Allí se encuentran numerosas zonas comerciales, cines, bares y discotecas, famosos restaurantes y una gran oferta de hoteles. En el corazón de Miraflores se encuentra también el Parque Kennedy y el Centro Comercial Larcomar, dos zonas comerciales del distrito que albergan numerosos lugares de entretenimiento. Miraflores posee también uno de los centros arqueológicos mejor conservados de Lima, la Huaca Pucllana.

Para saber más acerca del distrito de Miraflores, hacer un clic aquí.

El distrito de San Isidro comprende extensas áreas verdes y es conocido como “el jardín” de Lima. Con el tiempo se ha convertido en el centro de la actividad comercial y empresarial de Lima. Además alberga muchos bares y discotecas, hoteles, restaurantes y muchas tiendas. En este distrito se encuentra la hermosa Huaca Huallamarca.

Para saber más acerca del distrito de San Isidro, hacer un clic aquí.

Barranco es un distrito que aún mantiene los rasgos de los primeros años de vida republicana. Es el distrito bohemio de Lima y su aire antiguo y lleno de romanticismo lo ha convertido en el lugar propicio para muchos artistas y literatos. Las noches en Barranco están llenas de diversión y alegría, y es el punto de encuentro para jóvenes y adultos, debido a la gran variedad de bares, discotecas y peñas. El Puente de los Suspiros y sus alrededores es uno de los principales atractivos turísticos del distrito.

Para saber más acerca del distrito de Barranco, hacer un clic aquí.

Llamado también “Centro de Lima”, el distrito de Cercado de Lima data de la fundación de Lima misma y es entonces el primer y más antiguo distrito de la ciudad. Alberga unos de los monumentos históricos más importantes de la ciudad y algunos museos reconocidos. Todavía guarda también entre sus antiguas y modernas calles joyas de arquitectura y muestras de la rica historia de la capital. La mayoría de esos monumentos se encuentran agrupados en el Centro Histórico, cerca de la Plaza Mayor.

Para saber más acerca del distrito de Cercado de Lima, hacer un clic aquí.

La Provincia Constitucional del Callao, de gran importancia histórica y comercial, es considerada la puerta o llave de Lima, debido a las instalaciones del Puerto del Callao, el primer puerto del Perú, y por albergar también en su territorio al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, primer terminal aéreo del país. A través de ambos se producen la mayoría de las exportaciones e importaciones del Perú. El principal atractivo turístico del Callao es la Fortaleza del Real Felipe, construida en el siglo XVIII por los españoles para la defensa contra los piratas y corsarios.

Para saber más acerca de la Provincia Constitucional del Callao, hacer un clic aquí.

El distrito de Chorrillos, cuyo nombre viene de los chorros de agua dulce que filtraban a través de sus barrancos fue poblado inicialmente por pescadores. Era un poblado separado de Lima cuando en 1881, durante la Guerra del Pacífico contra Chile, tuvo lugar la batalla de San Juan donde murieron más de 4000 chorrillanos. Después del saqueo de la ciudad y del terremoto de 1940, Chorrillos nunca volvió a ser la misma, sin embargo aún quedan rasgos de aquella ciudad histórica. La única reserva ecológica de Lima se encuentra también en este distrito. Se trata de los Pantanos de Villa, lugar donde las aves encuentran un refugio durante los cambios de clima.

Para saber más acerca del distrito de Chorrillos, hacer un clic aquí.

El distrito de Lurín, ubicado a 30 kilómetros al sur del Centro de Lima, alberga uno de los sitios arqueológicos más antiguos del Perú, el Santuario de Pachacámac. La huaca (el oráculo) de este santuario fue una de las más consultadas del mundo andino, y el santuario fue un importante centro ceremonial de la costa central. Actualmente, el valle Pachacámac es considerado como el último valle verde en lima. El distrito del mismo nombre, Pachacámac, es ideal para ir a pasar un momento relax y disfrutar el día en uno de sus innumerables restaurantes campestres.

Para saber más acerca del distrito de Lurín, hacer un clic aquí.
Para saber más acerca del distrito de Pachacámac, hacer un clic aquí.

Punta Hermosa, ubicado a unos 45 kilómetros al sur del Centro de Lima, es uno de los distritos más atractivos de la costa peruana. Sus primeros pobladores fueron pescadores que decidieron abrir pequeños negocios con atención a los esporádicos veraneantes que visitaban el balneario. Luego se convirtió en uno de los primeros balnearios de Lima, junto a Punta Negra y San Bartolo. Sus olas son muy propicias para practicar el surf y por esto Punta Hermosa siempre ha sido cuna de grandes surfistas, como la Campeona Mundial del Surf, Sofía Mulanovich. En verano, es también el escenario de una increíble vida nocturna, gracias a sus numerosas discotecas.

Para saber más acerca del distrito de Punta Hermosa, hacer un clic aquí.

Rímac es uno de los distritos más antiguos e históricos de la ciudad de Lima. Comprende lugares de singular belleza como la Alameda de los Descalzos o el Paseo de Aguas. Esta alameda se construyó en el siglo XVII con el fin de adornar y facilitar el recorrido que realizaban los devotos en el camino que iba hacia el Convento de los Padres Franciscanos Descalzos. Fue reconstruido en 1770 por el virrey Manuel Amat, alcanzando su máximo apogeo. En Rímac se encuentra también la Plaza de Toros de Acho, la más antigua de América y la tercera más antigua del mundo.

Para saber más acerca del distrito de Rímac, hacer un clic aquí.

Joven distrito limeño, San Borja cuenta con la mayor cantidad de parques de la ciudad, lo cual lo convierten en el distrito ecológico de Lima. Ofrece muchas facilidades para poder realizar actividades deportivas pues cuenta con lugares amplios y propicios. Alberga también el Museo de la Nación, que guarda la más grande colección de objetos de la historia peruana y donde se expone de forma majestuosa la vida del hombre en el Perú desde su llegada hace miles de años hasta la actualidad.

Para saber más acerca del distrito de San Borja, hacer un clic aquí.

Altitud

160 msnm

Clima

La ciudad de Lima así como toda la costa del departamento tiene un clima árido, semicálido y húmedo, y con una temperatura media de 18ºC. Su geografía permite el disfrute de un clima sin altas temperaturas de calor o fríos extremos. En los meses de verano, de diciembre a marzo, el clima es mayormente soleado. Las temperaturas máximas varían entonces entre 25ºC y 28ºC mientras las temperaturas mínimas varían entre 17 y 20ºC.

En los meses de invierno, de junio a setiembre, las temperaturas máximas oscilan entre 18ºC y 20ºC mientras las temperaturas mínimas oscilan entre 15 y 17ºC. El cielo es casi siempre nublado y se pueden presentan “garúas” (lluvia menuda que cae lentamente) en las zonas bajas. Cuidado, el alto nivel de humedad hace que la sensación térmica sea de temperaturas menores. En los meses de otoño y primavera se puede gozar de temperaturas medias que van desde 17ºC a 23ºC.

Tabla con las temperaturas máximas, mínimas y las precipitaciones en Lima :

Lugares Turísticos y Actividades

A menudo descrita como gris, sucia, desordenada y ruidosa, Lima merece sin embargo más que las pocas horas que algunos visitantes le dedican.

Uno de los testimonios más llamativos de la rica y tumultuosa historia de la ciudad se encuentran en el Centro Histórico, ubicado a orilla del río Rímac, en el actual distrito de Cercado de Lima. La Plaza Mayor, trazada por Francisco Pizarro al fundar la ciudad en 1535 es una de las más bellas de Suramérica. Está flanqueada al norte por el Palacio de Gobierno, al oeste por el Palacio Municipal de Lima y el Club de la Unión, y al este por la Catedral y el Palacio Arzobispal.

El Palacio de Gobierno, también llamado “Casa del Gobernador Francisco Pizarro” fue construido primero en 1536 por el fundador de Lima, Francisco Pizarro. Luego fue residencia de los virreyes durante el periodo colonial antes de ser la sede principal del Poder Ejecutivo y la casa del Presidente de la República. El edificio actual, que data de 1938, es el resultado de siglos de construcciones, destrucciones por terremotos, incendios o saqueos, reedificaciones refacciones.

La Catedral de Lima es también el resultado de edificaciones sucesivas, destrucciones por terremotos y refacciones desde su primera construcción en 1538. Desde la plaza, se puede apreciar su hermosa fachada de estilo renacentista con su puerta principal, sus columnas de estilo corintio y las estatuas de los Apóstoles que rodean a la gran imagen de Jesucristo. Su interior alberga, repartidas a lo largo de las naves laterales, numerosas capillas finamente decoradas. Pero quizás la pieza más importante de la Catedral es la cripta y el impresionante sarcófago de Francisco Pizarro, cuyo cuerpo recién fue descubierto en 1977 durante algunas reparaciones.

En las cuadras cercanas a la Plaza, en el denominado “Damero de Pizarro” (por su trazado de estilo clásico español de calles y avenidas perpendiculares que forman manzanas homogéneamente cuadradas), se encuentran además los Conjuntos Religiosos de Santo Domingo y San Francisco, el Palacio Torre Tagle con sus magníficos balcones de madera, el Convento de San Pedro y la Basílica de Santa Rosa de Lima. La Plaza Mayor está maravillosamente iluminada de noche. Es relativamente segura y vale la pena esperar hasta el anochecer para apreciarla iluminada. No se aconseja alejarse de ella al anochecer, excepto para tomar el jirón de la Unión hasta la Plaza San Martín.

El Conjunto Religioso de Santo Domingo, que comprende la iglesia y el convento, está ubicado a pocas cuadras de la Plaza Mayor. Es el centro religioso más antiguo de Lima. Este hermoso edificio está dominado por una llamativa torre octogonal de estilo rococó de color blanco y rosado. Posee un hermoso claustro llenos de arbustos y flores y rodeado de galerías decoradas con azulejos sevillanos y pinturas que representan la vida de Santo Domingo de Guzmán, fundador de la orden dominicana. Una de las salas más bella del convento es la sillería coral del presbiterio, de estilo renacentista, que fue trabajada totalmente en madera de cedro traída de Nicaragua. Subsiste también una biblioteca de gran importancia, no sólo por el valor de las obras, sino por el artesonado de su techo. En su poder se hallan los libros más antiguos que usaron los domínicos.

El Conjunto Religioso de San Francisco, que comprende la iglesia y el convento, es uno de los más hermosos e importantes centros religiosos del departamento de Lima. Está ubicado en el Centro Histórico, a dos cuadras de la Plaza Mayor de Lima. La biblioteca del convento, una de las más antiguas de Lima, contiene una colección de alrededor de 25000 antiguos y valiosos volúmenes. Cuenta también con una sala de coro con una impresionante sillería coral con no menos de 130 asientos! De estilo barroco, fue tallado en madera de cedro traído de Panamá. Pero quizás lo más impresionante del convento son las catacumbas, una serie de de bóvedas subterráneas que sirvieron de sepultura a miembros de cofradías y hermandades. Funcionó hasta 1810 y se calcula que en aquella época debió albergar hasta 25.000 personas.

La capital del país fue testigo del desarrollo de culturas preincaicas tan importantes como las de Chavín, Lima, Ichma o Wari. Todavía se pueden apreciar numerosos vestigios de su desarrollo en la región de Lima, tanto dentro como en los alrededores de la ciudad, entre ellos, las famosas “huacas” o centros religiosos del antiguo Perú.

En pleno corazón del distrito de Miraflores, como un apacible recordatorio del pasado en la agitada ciudad actual, se encuentra la Huaca Pucllana. La Huaca Pucllana es una huaca ceremonial de la cultura Lima construida entre los años 200 y 700 de nuestra era. Era un lugar de encuentro para el intercambio de productos, el mejoramiento de cultivos y la celebración de ceremonias religiosas. En la actualidad, se pueden visitar las ruinas de la gran pirámide y varias plazas con banquetas de adobe. Cuenta también con un interesante museo de sitio que expone objetos arqueológicos encontrados durante las excavaciones arqueológicas.

No muy lejos de la Huaca Pucllana, en el distrito de San Isidro, se encuentra la Huaca Huallamarca, también vestigio de la cultura Lima. Está amplia huaca de adobe de 110 metros de largo por 72 metros de ancho y 35 metros de altura tiene una forma piramidal con una rampa de 9 metros de ancho que conduce a la cima. Su construcción data del siglo VI de nuestra era. Se trata de un santuario (o templo religioso) y uno de los principales asentamientos de la cultura Lima. Cerca de la huaca se encontraron varias sepulturas con multitudes de objetos que permiten hacerse una idea de la vida cotidiana de los antiguos habitantes de la región.

En el sur de la capital, en el distrito de Lurín, se encuentra el Complejo Arqueológico de Pachacámac. Fue uno de los complejos arqueológicos más extensos e importantes del Perú y también en su momento el oráculo más consultado y venerado en el mundo andino. Fue habitado por muchas culturas prehispánicas, terminando su ocupación con la llegada y conquista de los españoles. Todavía se pueden observar varios elementos del complejo arqueológico. Los más impresionantes son el Templo del Sol, de dónde se tiene una increíble vista sobre todo el complejo y el Templo de la Luna o Mamaconas, el lugar de las “Acllas” o mujeres de singular belleza escogidas para servir al Inca, al Dios Sol (o Inti) o para ser entregadas como esposas a los nobles o grandes guerreros que el inca quería halagar.

Lima propone también una gran variedad de museos. El Museo de Arte de Lima (MALI), uno de los principales museos del Perú, posee una colección de más de 12000 piezas de arte precolombino, colonial, republicano y contemporáneo repartidas en sus 4500 metros cuadrados de salas de exposición. El Museo de la Nación es uno de los museos más importantes y prestigiosos del Perú. Cuenta con la más variada y vasta colección de la época prehispánica y exhibe piezas originales de cerámicas, textiles y metales de numerosas culturas prehispánicas. Es también un centro cultural, donde se realizan conciertos de música clásica, ballet, exposiciones itinerantes, conferencias y talleres.

El Museo Oro del Perú presenta una increíble (aunque un poco desordenada) colección de piezas de oro, plata y piedras preciosas de diversas culturas precolombinas, algunas de más de 3000 años de antigüedad. En el museo se exhibe también una impresionante colección de armas de todos los siglos, como rifles, espadas y pistolas.

El Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera, ubicado en una impresionante mansión virreinal del siglo XVIII rodeada de hermosos jardines, presenta la más fina colección de oro y plata del antiguo Perú así como una divertida colección de arte erótico. El Museo Larco es uno de los pocos museos en el mundo donde los visitantes pueden recorrer su depósito y apreciar los 45,000 objetos arqueológicos debidamente clasificados.

El Museo de la Nación es uno de los museos más importantes y prestigiosos del Perú. Cuenta con la más variada y vasta colección de la época prehispánica y exhibe piezas originales de cerámicas, textiles y metales de numerosas culturas prehispánicas. Es también un centro cultural, donde se realizan conciertos de música clásica, ballet, exposiciones itinerantes, conferencias y talleres.

En el distrito de Chorrillos se encuentra un área natural protegida de gran valor científico, educativo y recreativo : los Pantanos de Villa. Este humedal forma parte integrante del corredor migratorio que realizan muchas aves a lo largo del litoral del Pacífico. Es una zona de alimentación, reproducción, albergue, descanso y refugio que alberga a 208 especies de aves, 14 especies de peces, reptiles y roedores pero también a unas 67 especies de plantas. El paseo por los Pantanos de Villa es un momento de conexión con la naturaleza y la ocasión de ver de cerca un ecosistema único a poca distancia del centro de Lima.

El Puente de los Suspiros, ubicado en el distrito de Barranco cerca del Parque Municipal, es un tradicional y hermoso puente que recibió su nombre de las innumerables historias de amor que ahí comenzaron. Existe una tradición local que dice que quién por primera vez vea el puente y lo cruce sin respirar, se cumplirá el deseo que pida. Cruzando el puente se encuentra la tradicional Ermita de Barranco y por debajo, la Bajada de los Baños, simpático camino que conduce al mar por una quebranta del acantilado. La zona del puente alberga cantidad de bares y restaurantes, que se encuentran generalmente en antiguas y pintorescas casas remodeladas, y es muy concurrida durante la noche y los fines de semana.

Larcomar es un centro comercial ubicado en el distrito de Miraflores, al final de la Avenida Larco. Se encuentra en un área excavado en el mismo acantilado que domina la Costa Verde. Tiene entonces una vista privilegiada sobre la bahía de Lima. Ofrece una amplia gama de servicios : cine, teatro, tiendas, restaurantes, discotecas, bares, un food court, agencias de viaje y hasta un bowling. Tiene también una sección llamada “Fashion Mall” dedicada a la moda y las últimas tendencias del Perú y del mundo. En la parte superior del centro comercial se encuentra un pequeño parque donde vienen a relajarse familias con niños y donde vienen a practicar jóvenes con skateboards. Es el lugar ideal para pasar una tarde de compras, tomar una copa entre amigos, cenar con su pareja o simplemente pasear con la familia.

A pocos kilómetros de la costa peruana, a la altura de la provincia del Callao, se encuentra un grupo de islas inhabitadas. La Isla San Lorenzo, la más grande del grupo e incluso del país, mide aproximadamente 8 km de largo sobre 2 km de ancho. Como las demás islas, no tiene fuente de agua potable y por lo tanto, nunca fue habitada de manera permanente pero las culturas prehispánicas de la región la utilizaron como cementerio. En la actualidad, solamente se encuentra una pequeña base naval de la marina peruana. Al lado de la Isla San Lorenzo se encuentra la Isla El Frontón, mucho más pequeña y famosa por su cárcel donde fueron encarcelados los criminales más peligrosos y luego los reclusos pertenecientes al movimiento terrorista Sendero Luminoso. Las pequeñas Islas Palomino, ubicadas a unos 3 kilómetros al suroeste de la Isla San Lorenzo, son famosas por albergar una numerosa población de lobos marinos y aves marinas. La sensación que se siente al nadar en el medio de los lobos marinos es simplemente increíble ! Un momento inolvidable… Todas estas islas se pueden visitar en bote. Muchas agencias proponen tours que comprenden un paseo por las islas, nadar con los lobos marinos y la observación de aves marinas. Una maravillosa tarde descubriendo la belleza marina de la costa peruana y sus simpáticos habitantes !

Lima es considerada la capital de la mejor gastronomía de América y una de las mejores del mundo. Acá, la gastronomía peruana se celebra todos los días, en sus huariques, en sus restaurantes y hasta en los puestitos de la calle. La mezcla de culturas en su legado histórico (principalmente precolombina, española, africana, china y japonesa), las tradicionales técnicas y la gran variedad de ingredientes de la costa, sierra y selva del Perú, han logrado una diversidad de platos que hacen de la cocina limeña una fuente de platos deliciosos, únicos e inigualables. Este boom de la gastronomía peruana al nivel nacional pero también internacional pone a la luz la impresionante riqueza y variedad de la comida peruana. Pescados, mariscos, carnes, aves, frutas, legumbres, especias y hierbas están combinadas según costumbres milenarias, novedosas o muy a menudo, en una ambiciosa combinación de los dos.

Hay tipos de comida para todos los gustos. En restaurantes de comida criolla se puede encontrar típicos platos como la papa rellena, la sopa a la criolla, el ají de gallina, la sopa seca con carapulcra, el arroz con pollo o el lomo saltado. En la cevicherías, se puede comer ricos platos a base de pescado y mariscos como el ceviche, el tiradito, el pulpo al olivo, los choros a la chalaca, el chicharrón de mariscos o el arroz con mariscos. Típico de la ciudad son también los famosos “chifas”, donde se puede comer riquísimos platos, fusión entre la comida china e ingredientes peruanos. Por último, se recomienda dejarse tentar por la cocina novoandina, nuevo estilo culinario surgido en el país por el interés de los gastrónomos locales de retomar costumbres alimenticias del pasado prehispánico para recrearlas, rescatando y revalorizando así los excelentes y variados ingredientes autóctonos.

Una copa entre amigos, una noche de locura en una discoteca ? Lima tiene locales para todos los gustos y para todos los bolsillos. El bohemio distrito de Barranco es un excelente punto para pasar la noche. La mayoría de los bares y discotecas se encuentran alrededor del Parque Municipal, del Boulevard de Barranco (la calle Sánchez Carrión) y del Puente de los Suspiros. Se recomienda ir a tomar una copa en uno de los bares que se encuentran de cada lado de la Bajada de los Baños o alrededor del Mirador de Barranco. Tienen una vista espectacular sobre el Océano Pacífico. Muchos de estos bares poseen una terraza, un detalle muy agradable en verano. En Barranco se puede también encontrar muchos lugares donde escuchar música en vivo.

El distrito de Miraflores es seguramente el distrito más “juerguero” de la capital. Acá se puede encontrar decenas de bares y discotecas para todos los gustos. La mayoría se encuentra cerca del Parque Kennedy (calle Manuel Bonilla, calle Berlín o calle de las Pizzas por ejemplo) y en Larcomar. Los bares y discotecas de Larcomar suelen tener una terraza. Hay una gran oferta de bares con música en vivo por todo el distrito.

San Isidro es un distrito más tranquilo pero, cómo no podía ser de otra manera en Lima, tiene sus puntos nocturnos !

En el centro de Lima, en el distrito de Cercado de Lima, se encuentran también numerosos bares y discotecas.

En el distrito de Pueblo Libre, en los alrededores de la calle San Martín ubicada cerca del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, se encuentran también varios bares simpáticos para tomar unas copas.

Como cualquier ciudad de gran tamaño, Lima tiene algunas zonas más peligrosas que otras. Las zonas céntricas más seguras son los distritos de Miraflores, San Isidro y Barranco. Se recomienda evitar ir de noche a los conos norte (San Juan de Lurigancho, Independencia, Los Olivos, San Martín de Porres, Comas) y sur (Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, Villa el Salvador), al distrito de La Victoria y al Callao. También evitar aventurarse en el distrito de Rímac excepto para subir al Cerro San Cristóbal con un tour contratado. El Centro Histórico es más seguro que hace unos años pero se sigue recomendando evitar alejarse de la Plaza Mayor o de la Plaza San Martín al anochecer. Para trasladarse de noche preferir ir con un taxi seguro.

Cómo llegar ?

Cómo llegar a Lima ?

El Aeropuerto Internacional Jorge Chávez es la puerta de llegada desde el extranjero y también el punto de partida de casi todos los vuelos hacia el interior del país. Está ubicado en la Provincia Constitucional del Callao, a unos 45 minutos del Parque Kennedy de Miraflores y a unos 40 minutos del Centro de Lima.

Para ver todas las compañías aéreas, hacer un clic aquí.

Lima está conectada con el norte del país gracias a la Panamericana Norte, la cual pasa por las ciudades de Chimbote, Trujillo, Chiclayo, Piura y Tumbes y llega a la frontera con Ecuador. Está conectada con el sur del país gracias a la Panamericana Sur, la cual pasa por las ciudades de San Vicente de Cañete, Pisco, Ica, Nasca, Arequipa y Tacna y llega a la frontera con Chile. Está también conectada con el centro del país gracias a la Carretera Central que lleva a las ciudades de Tarma, La Merced, Oxapampa, Huánuco, Tingo María y Huancayo.

Una amplia selección de compañías de buses conectan perfectamente Lima con casi todas las ciudades del país (excepto con Iquitos y algunas ciudades de la Selva).

Un tren une Lima a Huancayo con una frecuencia de una salida semanal. Este tren pasa por la vía ferroviaria más alta del mundo y atraviesa 68 puentes y 71 túneles, y atraviesa bellos paisajes andinos con vistas espectaculares sobre hermosos valles y lagunas.

Para conocer más compañías de transporte terrestre, hacer un clic aquí.

El Puerto del Callao es el punto de llegada de numerosos cruceros. Está ubicado en la Provincia Constitucional del Callao, a unos 50 minutos del Parque Kennedy de Miraflores y a unos 45 minutos del Centro de Lima.

Para conocer más compañías de transporte marítimo y fluvial, hacer un clic aquí.

Fiestas

Lima es famosa por su fiesta del Señor de los Milagros (también llamado Señor de los Temblores o Cristo Moreno). El homenaje y las procesiones que se realizan todos los años en Lima durante el mes de octubre tienen su origen en una imagen de Cristo en la cruz pintada en una pared a mediados del siglo XVII. En esta época, Lima albergaba a una comunidad de negros, tanto esclavos como libertos, generalmente muy pobre. Muchos de estos negros se agrupaban en cofradías que estaban a cargo de un retablo o capilla en las iglesias de Lima. Una de estas cofradías se llamaba la Cofradía de Pachacamilla. En la sede de la cofradía, un negro angolano pintó una imagen de Cristo en la cruz en una de sus paredes de adobe. El 13 de noviembre de 1655, se produjo un terrible terremoto en Lima y El Callao que tumbó una gran cantidad de edificios y dejó miles de muertos y damnificados. Todas las paredes de la cofradía se vinieron abajo, excepto el débil muro de adobe en el cual se encontraba pintada la imagen de Jesús. La imagen quedó intacta, sin ningún resquebrajamiento. Se empezó a venerar a la imagen. El 20 de octubre de 1687, otro terremoto destruyó una gran parte de la ciudad y de nuevo, la pared en la cual estaba pintada la imagen de Jesús quedó intacta. Una copia al óleo de la imagen fue entonces pintada y llevada en procesión por las calles de Lima contra los temblores que azotaban la ciudad. Actualmente la imagen original se encuentra en el Santuario de las Nazarenas en el Centro de Lima. Durante todo el mes de octubre, se realizan varias procesiones con recorrido de la imagen milagrosa. Estas procesiones se desplazan por diversos lugares y distritos de la capital durando varios días, hasta retornar al santuario. El fervor y la amplitud de la multitud de seguidores de la imagen sagrada durante el “mes morado” no tienen igual en ninguna parte de América.

En el mes de setiembre, se realiza una de las más importantes ferias gastronómicas : Mistura. Conocida en su primera edición como la “Feria Gastronómica Internacional de Lima”, acoge cada año a miles de participantes. Con sus centenares de miles de visitantes, es una de las ferias gastronómicas más importante de Latinoamérica. Durante la feria, se celebra la tradición y la diversidad de la cocina peruana a través de la presentación y degustación de platos típicos o innovadores. Todos los actores de la cadena gastronómica del Perú son representados en los numerosos stands del festival : pequeños agricultores, productores de pisco, cocineros, panaderos, vivanderas, dulceras, huariques, restaurantes, institutos de cocina y empresas procesadoras de alimentos. Mistura tiene lugar en setiembre.

MIRA NUESTROS SERVICIOS Y ENCUENTRA EL DESTINO IDEAL

Hoteles

Hoteles

Tours

Tours

Transporte

Transporte

Bares y Discotecas

Bares y Discotecas