Top Tours

Disfruta de los mejores hoteles para hospedarse en Arequipa !

Booking.com

Información sobre el Monasterio de Santa Catalina

Generalidades

El Monasterio de Monjas Privado de la Orden de Santa Catalina de Siena (conocido como Monasterio de Santa Catalina), ubicado en el centro de la ciudad de Arequipa, es uno de los complejos religiosos más importante del Perú.

Fue fundado el 10 de setiembre de 1579 con el apoyo del Virrey Francisco Toledo quien otorgó las licencias necesarias. Pero la figura más importante de los primeros años del monasterio fue Doña María de Guzmán, joven y rica mujer quien, al no tener hijos, decidió recluirse en el monasterio aún en construcción y ceder todos sus bienes a la orden.

Cuatro solares propiedad de la ciudad de Arequipa fueron cedidos al monasterio. Cubren más de 20,000 metros cuadrados y están ubicados a pocas cuadras de la Plaza de Armas, en pleno corazón de la ciudad. El 2 de octubre de 1580, se celebró una misa mayor durante la cual Doña María Guzmán tomó formalmente los hábitos y fue reconocida como fundadora y primera priora, lo que marcó la inauguración oficial del funcionamiento del monasterio.

Durante 400 años, hasta su apertura al público en 1970, el monasterio fue un centro de clausura absoluta para centenares de monjas.

El Monasterio de Santa Catalina se parece a una pequeña ciudad, con calles estrechas y celdas pintadas con colores vivos (azul, rojo, amarillo) que se parecen a pequeñas casas. Debido a los frecuentes terremotos que azotaron la región, los diferentes edificios del monasterio sufrieron varias destrucciones, refacciones y reconstrucciones a lo largo de los siglos. Pero su estilo siempre fue fundamentalmente colonial, aunque con clara influencia mestiza.

A diferencia de otros restos virreinales de América Latina, en Santa Catalina se observa una evidente fusión de elementos españoles y nativos. Algunas edificaciones de la ciudadela son de particular interés.

La Portada del Monasterio está adornada con un relieve de Santa Catalina de Siena, bajo cuyo patrocinio se fundó el convento. Está labrada en el sólido muro de sillar de más de 4 metros de altura que bordea todo el convento. La sobria sencillez de formas y color de esta portada contrasta con el alegre colorido de los ambientes interiores.

El Locutorio permitía a las religiosas de clausura comunicarse con el exterior. Era el único medio aceptado por las rígidas reglas del monasterio. La comunicación se realizaba a través de sus dobles ventanas, las cuales, además de no ser muy grandes, estaban divididas por pequeños compartimientos por los que no ingresaba ni la mano de un niño. Así se evitaba el contacto físico con los visitantes. Se sumaba además la presencia de una monja superiora (llamada “escucha”), quien no solo supervisaba las conversaciones entre familiares y monjas, sino que también vigilaba los paquetes que les eran entregados.

El Locutorio General, más amplio que el anterior, era de uso exclusivo de las Madres del Consejo (Priora, Subpriora, Maestra de Novicias, Secretaria y Archivera). Ellas requerían de un ambiente privado para atender los asuntos propios del funcionamiento y gobierno del monasterio.

El Patio “El Silencio” era el lugar donde las monjas se reunían a rezar el Santo Rosario y leer la biblia en completo silencio.

El Claustro “Noviciado” era destinado a la formación de las mujeres que deseaban ser religiosa. Posee una serie de pinturas destinadas a la formación de las novicias. Las pinturas, además de orientar a las novicias, permitían a éstas comprender y recordar el significado de cada una de las Letanías. Fueron muy útiles, ya que la mayoría de las mujeres que ingresaban al monasterio tenían una educación deficiente, siendo pocas las que podían leer o escribir.

El Claustro “Los Naranjos”, construido en 1738, debe su nombre a la presencia de naranjos. Las tres cruces ubicadas en medio del claustro forman parte de una tradición del Monasterio de Santa Catalina donde las religiosas representan la Pasión de Cristo todos los Viernes Santo.

La Sala “De Profundis” era utilizado como sala funeraria para el velorio de las religiosas muertas. Se puede observar dos porta cadáveres usados en los funerales. Se puede ver también un total de trece cuadros con representación de religiosas. Doce de ellas tienen los ojos cerrados por haber sido pintadas después de su muerte. Sólo una de las religiosas presenta los ojos abiertos, Sor Juana Arias. Muy pobre, Sor Juana de San José Arias ingresó al monasterio sin dote. Un día, fue encontrada muerta de rodillas, con los ojos abiertos, con el breviario abierto entre sus manos, como en estado de éxtasis. Y así fue retratada.

La Lavandería fue construida en 1770, cuando Arequipa se abastecía de agua mediante acequias. Se compone de 20 medias tinajas (grandes recipientes de barro), usados antiguamente para almacenar granos, maíz o vino, pero que en este caso servían para lavar la ropa. El agua corría por un canal central, el cual se desviaba hacia cada tinaja colocando una piedra. En el fondo de la tinaja, se ponía un tapón que se quitaba luego de lavar la ropa. El agua corría entonces hacia un canal subterráneo que la llevaba hacia el río.

La Cocina tiene la particularidad de poseer un techo muy alto y de cúpula, ya que fue o iba a ser destinado a ser una capilla. Sus paredes están totalmente ensuciadas por el humo del carbón, leña y otros combustibles utilizados para cocinar, a pesar de la apertura realizada en el techo. A su lado se encuentra la “Sala de Dulces”, la cual funcionó como el primer gran comedor comunitario, después de la reforma del 21 de setiembre de 1871, cuando se implantó la vida común obligatoria en el monasterio. Se puede ver todavía ver utensilios originales de épocas pasadas.

La Plaza Zocodober se caracteriza por su hermosa pileta, construida en sillar. Su nombre proviene de la palabra árabe “zoco” que significa trueque o intercambio. Efectivamente, todos domingos las religiosas se reunían en esta plaza para intercambiar hilos, telas u otros objetos que ellas mismas confeccionaban.

El Mirador sirve desde el año 2000 para que los turistas puedan apreciar desde lo alto el complejo arquitectónico del monasterio. Desde allí, se puede ver el majestuoso volcán Chachani.

El Claustro Mayor, construido entre 1715 y 1723, es el claustro más grande del monasterio. Tiene 5 confesionarios ubicados en su costado izquierdo. Alrededor del claustro se encuentran pinturas destinadas a la preparación, enseñanza y catequización de religiosas ya que, como antes mencionado, la mayoría no sabía ni leer ni escribir. Hay un total de 32 cuadros, 23 hacen referencia a la vida de María y 9 a la vida pública de Jesús.

La Torre del Campanario fue construida en 1748. Su campanario tiene cuatro campanas dispuestas con frente a las calles que rodean el monasterio.

El monasterio posee una bella y antigua iglesia que data de 1660 aproximadamente aunque tuvo que ser reconstruida varias veces debido a los frecuentes terremotos que azotaron la región de Arequipa. Se puede observar el hermoso altar principal, con bellos y delicados motivos religiosos. En el Coro Alto se reunían las religiosas de “velo blanco”, las “donadas” y las “conversas” para asistir a los oficios divinos y las celebraciones eucarísticas. Posee un grande y antiguo órgano europeo de muy bella manufactura. En el Bajo Coro, las religiosas de “velo negro” participaban en el rezo de las horas canónicas (vísperas, completas, maitines y laudes) y las horas menores (prima, tercia, sexta y nona) así como de la celebración de la Santa Misa.

Es interesante mencionar acá que las religiosas de Santa Catalina se clasificaban en tres tipos : las religiosas de velo negro ingresaban entregando dote completa y se dedicaban fundamentalmente a la oración. Las religiosas de velo blanco entregaban media dote y compartían sus momentos de oración con el trabajo manual o material. Finalmente, las donadas, que no entregaban dote alguna, se dedicaban a realizar tareas domésticas, como medio de entrega y expresión de humildad.

En el antiguo Dormito Común del monasterio dormían religiosas y, como en el caso de la bañera, se colgaba telas para separar los ambientes. Es ahora la Pinacoteca del monasterio y alberga más de 100 cuadros. Se puede observar una de las muestras más importantes del arte religioso del continente como por ejemplo obras de la Escuela Cusqueña de pintura, máxima expresión de la fusión de las dos culturas : la incaica y la española.

El monasterio posee seis calles con nombres de ciudades españolas, por su semejanza con ellas : Málaga, Córdova, Toledo, Sevilla, Burgos y Granada. Pero esta denominación es relativamente reciente, data de 1941.

A mediados del siglo XVIII, la ciudadela llegó a contar con más de 300 mujeres de hábito y doncellas de servicio. La más famosa de las religiosas que vivieron en el monasterio es sin duda Sor Ana de los Ángeles Monteagudo. Fue entregada al monasterio a la edad de 3 años para su educación e instrucción (principalmente vinculadas a la formación moral y religiosa). A los 10 o 11 años, sus padres decidieron casarla. Pero estando en su casa, tuvo la visión de Santa Catalina de Siena, quien le mostraba el hábito de las monjas dominicas de clausura.

Decidió entonces regresar al monasterio a pesar de la fuerte oposición de su madre (su dote fue pagada por su hermano). Luego, recibió los votos de profesión adoptando el nombre religioso de “de los Ángeles”. Llegó ser priora a fines de 1648. Su trato espiritual con las Almas del Purgatorio permitió que la madre Monteagudo anunciara la muerte de diversas personalidades y religiosos.

Cada una de sus 68 profecías se cumplió, lo que llevó a sus contemporáneos a empezar un proceso de beatificación pocos meses después de su muerte, el 10 de enero de 1686. El proceso se cumplió finalmente en 1985, después de 299 años. Se dice que muerta Sor Ana, no fue necesario embalsamar su cuerpo por el buen olor que despedía.

Ubicación

El Monasterio de Santa Catalina está ubicado a 400 m al norte de la Plaza de Armas de Arequipa (+/- 5 min).

Dirección : Calle Santa Catalina 301
Distrito : Arequipa
Provincia : Arequipa
Departamento : Arequipa

Coordenadas : -16.39530, -71.53665

Horarios

Días de apertura : Todos los días
Cerrado : Viernes Santo, 25/12 y 01/01

Horario de apertura :
Lunes – Jueves – Viernes – Sábado – Domingo  : De 9:00 am a 5:00 pm
Martes – jueves : De 9:00 am a 8:00 pm

Tiempo aproximado del recorrido : 3 horas

Visitas guiadas : Sí
Idiomas de las visitas : Español, inglés, portugués, francés, alemán, italiano y japonés

Precios

Adultos nacionales y extranjeros : S/ 40.00
Escolares nacionales : S/ 6.00
Universitarios nacionales : S/ 12.00
Mayores de 60 años nacionales : S/ 20.00
Estudiantes extranjeros : S/ 20.00
Niños de menos de 7 años : Gratuito

Días promocionales : S/ 10.00
Los 10 últimos días del mes, para peruanos (presentar DNI)

Tarjetas de pago aceptadas : Visa, Mastercard, American Express, Dinners Club, Unionpay y Maestro

Información adicional

Fotos permitidas : Sí
Acceso para discapacitados : Sí

Rated 0 out of 5
Puntuación general

Opiniones de nuestros viajeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gender

Lugares Turisticos Cercanos

Ciudades Cercanas

  • Arequipa

    Para resultado búsqueda, banner Ciudad Arequipa

Top Tours

Disfruta de los mejores hoteles para hospedarse en Arequipa !

Booking.com

MIRA NUESTROS SERVICIOS Y ENCUENTRA EL DESTINO IDEAL

Hoteles

Hoteles

Tours

Tours

Transporte

Transporte

Bares y Discotecas

Bares y Discotecas